Enimbos.com
Close

Es el momento Cloud para las empresas españolas

Uno de los pilares fundamentales del sector IT, sobre el que se apoyan, en mayor o menor medida, la mayoría de empresas españolas de todos los sectores de negocio es la generación, análisis y gestión de datos. Pero ¿cómo es posible realizar estas acciones de manera rápida, segura, simultánea y efectiva? La respuesta es el cloud computing. Esta nueva forma de hacer informática supone un cambio de paradigma que permite aprovechar las capacidades de inmensos centros de procesos de datos que proporcionan acceso a información y análisis. El cloud computing lleva hasta el infinito las capacidades de nuestros ordenadores y teléfonos móviles.

El 50% del gasto realizado en 2019 por las empresas en el sector IT recae en servicios relacionados con el cloud. Las previsiones muestran que, en tres años, la industria cloud se habrá desarrollado tres veces más rápido que el conjunto genérico de todas las tecnologías de la información, creciendo un 25% anual más que el comercio electrónico. Para hacernos una idea de lo que supone actualmente el cloud, tomemos como referencia el mercado publicitario mundial. Este mercado abarca unos 50.000 millones de dólares anuales, mientras que el mercado potencial del cloud genera entre el billón y los cuatro billones de dólares al año. Toda la informática se va a mover a este modelo de almacenamiento y gestión de datos, representando el cloud actual tan sólo un 5% de lo que llegará a ser el mercado.

El cloud computing tiene una capacidad infinita de cómputo e introduce muchos conceptos novedosos perfectamente aplicables en empresas de cualquier tamaño. La cuestión es si las empresas españolas están teniendo en cuenta las grandes tendencias del cloud computing y las ventajas que ofrece esta tecnología.

En primer lugar, las capacidades que ofrece la tecnología cloud en lo relativo al almacenamiento, gestión y disponibilidad de datos hacen que las empresas consideren la migración al cloud como una necesidad a corto plazo. No adoptar esta tecnología en los próximos años puede suponer la obsolescencia de cualquier empresa.

Además, el cloud permite la reducción del consumo. Más de un 70% de empresas españolas sufren de costes sobredimensionados en todo lo relativo al almacenamiento de sus datos. El cloud permite optimizar el coste de almacenamiento y aporta una disponibilidad de datos inmediatamente. Además, la tecnología cloud es totalmente ecológica: el consumo diario que supone su actividad en comparación con la cantidad de datos que almacena hace que sea considerada como una tecnología Green IT.

Otro gran beneficio es la rentabilidad. El mundo del cloud computing se considera uno de los nichos de mercado más rentables, razón por la cual actualmente es el campo de juego de multinacionales tan importantes como Amazon, Microsoft, Google, Alibaba y Huawei. La inversión realizada por cada una de estas compañías en tecnología cloud supone más de un 40% de su presupuesto anual y se pronostica que cada año la inversión aumente un 25% respecto al año anterior.

La proliferación de la tecnología SaaS es señal de otra ventaja. Las plataformas SaaS se basan en un modelo en el que la empresa proveedora del servicio cloud ofrece el mantenimiento, soporte y operación en conjunto. El cliente usa el sistema alojado por la empresa, que es responsable de mantener la información del cliente en sus sistemas y proveer los recursos necesarios para explotar esa información. Las plataformas SaaS evitan costes de mantenimiento innecesarios y, al contratarse como un servicio, aportan gran flexibilidad. Además, permiten a los usuarios conectarse de manera simultánea a otras aplicaciones alojadas en la nube mediante una simple conexión a Internet.

Otra fortaleza es la disponibilidad inmediata: la facilidad que presenta el cloud en el despliegue de recursos no se encuentra fuera de la nube. En el momento en el que una empresa tiene necesidad de almacenamiento, puede contar con un servicio cloud al instante. Esta inmediatez también es aplicable al aumento o reducción de recursos contratados.

A todas estas ventajas hay que añadir que los servicios cloud responden a un modelo de pago por uso con un carácter de escalabilidad completo. Esto permite aumentar la capacidad de los recursos solicitados o el tamaño de los mismos sin comprometer su funcionamiento y calidad. Además de suponer un ahorro de costes considerable, también aporta una optimización de espacio físico, ya que para poder beneficiarse de la tecnología cloud no es necesario alojar ningún servidor en un espacio reservado para ello dentro de cada empresa.

Sabiendo el tremendo potencial que supone la migración al cloud, ninguna empresa debería dejar que su negocio se quedara atrás o sufriera una desactualización del servicio que ofrece.

Para leer la noticia al completo y en formato PDF, haz clic aquí.

 width=

Related Posts